Los que cierran todo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los que cierran todo

Mensaje por saurau el Jue Oct 11, 2012 1:31 am

Antes de seguir con la saga "La suerte en el ajedrez", intercalo un post dedicado a unos seres cuya mera existencia (para parafrasear lo que dice Borges acerca de la Ciudad de los Inmortales) contamina el pasado y el porvenir, y que mientras perduren (sigo plagiando "El inmortal" descaradamente) nadie en el mundo podrá ser valeroso o feliz. Me refiero a los que cierran todo (acá, para realzar el clima terrorífico, se tiene que escuchar un trueno: a ver el sonidista...)
Hace un tiempo, el usuario FMarshall (uno que ya no juega en P8, pese a su gran nivel, por temor a los programeros) compartió conmigo su repugnancia por estos sujetos: "Éstos no abren el juego ni aunque les caigas con una orden judicial."
Por si no los conocen, se los describo, pero primero, eso sí, me pongo los guantes de goma, porque quiero evitar cualquier contacto directo con ellos, ¡aj!
El susodicho comienza el juego con una estrategia que sólo en apariencia es inexistente. Se trata, en realidad, de la primera fase de un plan maquiavélico, de largo aliento. Esta primera fase consiste en no cambiar ni un maldito peón. No sabemos cómo se las arregla el tipo para construir una cadena continua de peones, trabados con los nuestros de una manera bastante antiestética, dicho sea de pasada. ¿Que el rival ha jugado 1.e4 y ha propuesto, así, un juego abierto? Es verdad, lo ha hecho, pero por eso resulta más sorprendente el milagro de haber convertido una apertura abierta en una hermética, blindada, de la cual arroja las llaves bien lejos ya en la jugada 10.
Inútil pretender romper ese bloque, esa masa rocosa que no deja pasar ni la luz del sol: cualquier avance que hagamos, cualquier gambito, cualquier intento de ruptura, terminará en lo mismo: otro peón bloqueado, otro callejón sin salida, una nueva roca en la Gran Muralla China.
Cumplida la primera fase de su plan, el enemigo deja de trabar todo para dedicarse a una actividad rayana en la comedia de enredos: comienza a maniobrar con sus escurridizos caballos, que se ponen a saltar en torno al muro impenetrable, atrás, adelante, a un costado, al otro, simulando amenazas o fortalecimientos de la defensa, haciéndonos cree que se dirigen a algún lado... Pero no. Esos caballos indecisos carecen de destino: sólo cumplen la orden secreta de agitarse constantemente, de no alejarse demasiado del muro de los lamentos.
Pero no sólo los equinos son atacados por la fiebre cartesiana. No: las torres dudan, también, y su duda es igual de metódica. Se desplazan allá en el fondo, muy detrás de las rocallosas que obturan el centro del tablero. Pasean de un lado a otro, ganando columnas que nunca se abrirán para luego entregarlas sin temor, volviéndolas a ganar más tarde, para otra vez cederlas tranquilamente... Claro: no hay moros en la costa, ¿cómo podría haberlos, si los moros, por muy bravos que sean, son incapaces de atravesar paredes? Creo que ni siquiera los fantasmas, con su consabido poder hectoplasmático, podrían enfrentar a estos genios del escollo, a estos Bobby de la Parálisis General Progresiva.
En la jugada 30 dejamos de pensar en la partida (corrección: en la antipartida) y nos interrogamos sobre el indescifrable propósito del rival: ¿qué demonios pretende este tipo, qué carajo se propone? ¡No ataca, no intenta nada, sólo maniobra en círculos con sus odiosos caballos!
No tardamos en hallar la respuesta, en parte porque el reloj apremia. Tarde comprendemos que lo que busca "el que cierra todo", y lo que logra, es, paradójicamente, ¡no jugar!
El que cierra todo no juega, así de simple. Deja que juguemos nosotros, o mejor dicho: que sólo nosotros intentemos jugar. ¿Por qué? Elemental, Watson: Para ganar tiempo.
Ah... Claro...
Esta revelación, repito, la experimentamos demasiado tarde, cuando nos acordamos del tiempo y miramos los relojes: A nosotros nos quedan segundos, al otro, el que cierra todo, amo y señor del bloqueo, de las piezas dubitativas, al otro todavía le quedan largos minutos, fresquitos, listos para ser usados.
Ah... Claro...
Fase final: Apurados de tiempo, metemos la pata, como es natural. Y es ése el único momento en que el rival juega. Mágicamente se convierte en Kramnik, o así nos parece en esos momentos de ciega desesperación. Con dos o tres jugadas, nos remata. Bueno, hasta yo ganaría con facilidad en esas circunstancias...
¿Qué es lo que ha pasado? Nosotros, sumergidos toda la partida en una pesadilla de piezas maniatadas, caminando por filas y diagonales que no conducían sino a umbrales clausurados, subiendo y bajando escaleras construidas por M. C. Escher, hemos estrellado nuestras pobres piezas contra una imposibilidad de granito, una tras otra, mientras que nuestro verdugo se limitó desde el comienzo a agitar las suyas ágilmente pero sin ton ni son, a fin de no malgastar su tiempo con meditaciones estratégicas o tácticas.
Él no ha jugado a nada, y así ahorró tiempo. Mucho. Nosotros hemos querido jugar, abrir un poco el juego, crear algo sobre el tablero, y en ese vano intento hemos malgastado una eternidad. Las últimas jugadas, como dicen en los libros de ajedrez, "ya no merecen comentarios".
He pensado mucho acerca de estos sátrapas. Con lo lindo que es el ajedrez, y ellos declinan el placer de jugar, se contentan con ganar por apuros de reloj... Meterse en un server de ajedrez para no jugar, ¡qué extraña forma de psicosis postmoderna!
¿Que se llevan el punto y eso justifica su proceder? No creo que los puntos justifiquen nada, porque no creo en el capitalismo. Pero eso es otro tema... Como cantaba Luca: Mejor no hablar de ciertas cosas.
Pero ya entreoigo la reinvindicación de estos no-jugadores... Ya me arden los oídos con las voces que comienzan a elevarse en mi contra y a favor de estos dioses de la claustrofobia...
Sí, es perfectamente válido lo que ellos hacen. Están dentro de lo legal, sí, no se trata de una trampa ni de ninguna irregularidad. Están limpios, la ley los ampara. Además, el punto los justifica. Están, como se dice, OK.
Ajá, muy bien...
Pero yo también estoy dentro de la legalidad al expresar lo abominables que me parecen "los que cierran todo". Apelo a la libertad de expresión y de pensamiento. Puedo disentir: no rige ya el Santo Oficio. Estoy limpio.
Además, mi náusea me justifica. Conque, ¿algún problema?





saurau

Cantidad de envíos : 488
Edad : 50
Localización : Siempre en la Luna
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los que cierran todo

Mensaje por luislanus el Jue Oct 11, 2012 3:12 am

saurau mejor pasame un dvd es que soy de la nueva generacion y me cuesta leer tanto akakaka abrazo capo y grax por colaborar con el foro

_________________
Like a Star @ heaven   Very Happy  Razz  Smile  I love you  cheers  sunny  flower  jocolor  geek  farao  king  santa  albino  sunny  bom  lol!  afro
avatar
luislanus
Moderador

Cantidad de envíos : 3062
Edad : 44
Localización : buenos aires
Fecha de inscripción : 11/11/2009

Ver perfil de usuario http://www.chexx8.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los que cierran todo

Mensaje por saurau el Jue Oct 11, 2012 11:35 pm

Luis, yo he escrito cartas de 90 páginas, creélo. Cartas de amor, otras de amistad, otras de odio... A mis profesores de la UBA los volvía locos con escritos interminables. Puedo estar 6, 7, 8 horas leyendo sin parar, sólo con pausas para ir al baño o masticar algo. No te sientas en la obligación de aguantarme el ritmo. O lee a lo Cortázar o Macedonio Fernández: salteándote partes. Como decía el padre de un amigo: "¿Por qué tanto lío? ¿Acaso es la Biblia?".

saurau

Cantidad de envíos : 488
Edad : 50
Localización : Siempre en la Luna
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los que cierran todo

Mensaje por saurau el Jue Oct 11, 2012 11:36 pm

Y, ah, ¡no te hagas el jovencito, che!

saurau

Cantidad de envíos : 488
Edad : 50
Localización : Siempre en la Luna
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los que cierran todo

Mensaje por luislanus el Vie Oct 12, 2012 3:32 am

soy un pibe en el corazon claro akakakkaka

_________________
Like a Star @ heaven   Very Happy  Razz  Smile  I love you  cheers  sunny  flower  jocolor  geek  farao  king  santa  albino  sunny  bom  lol!  afro
avatar
luislanus
Moderador

Cantidad de envíos : 3062
Edad : 44
Localización : buenos aires
Fecha de inscripción : 11/11/2009

Ver perfil de usuario http://www.chexx8.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los que cierran todo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.